miércoles, 14 de enero de 2015

Primera unidad de atención en alta montaña en España

¡Buenas noticias!. Se ha creado en España la primera unidad médica de atención en alta montaña. Está ubicada en la ciudad aragonesa de Huesca en el Hospital de San Jorge. Tiene el objetivo de proporcionar asesoramiento permanente así como primeros auxilios a distancia a montañeros o excursionistas en lugares remotos en problemas como signos de congelación, mal de altura, problemas respiratorios, dolor ...) 

El médico y montañero Manuel Avellanas, con gran experiencia en la materia es el director de la nueva Unidad de Congelaciones y Patologías de Montaña. 

La prioridad de este servicio es la prevención, el asesoramiento y proporcionar los primeros tratamientos sobre el terreno gracias a la telemedicina (la conexión a internet llega hoy en día a los lugares más inhóspitos como pueden ser las cumbres del Himalaya)

La nueva unidad atiende patologías típicas de la montaña como el mal de altura, deshidratación, traumatismos e hipotermias. Además otros servicios del hospital como Neurocirugía, Cuidados Intensivos o Cirugía Vascular proporcionan también soporte a la Unidad de Congelaciones y Patologías de Montaña.

La forma de comunicarse es enviar un correo electrónico a la unidad explicando el problema, en el email se puede añadir imágenes o videos que faciliten el diagnóstico o asesoramiento (fotos de la zona del cuerpo afectada). La idea es poder dar unas indicaciones iniciales correctas sobre la mejor manera de proceder. 



Los profesionales del hospital de San Jorge colaboran desde hace mucho tiempo con la Guardia Civil en rescates de alta montaña. Pero ahora el servicio será de gran utilidad para los montañeros que se dirijan al Himalaya u otras cordilleras del mundo.

Quien necesite información para preparar adecuadamente una expedición puede escribir al equipo del Dr.Avellanas que además han comenzado a realizar labores de prevención dirigidas a guías de montaña, guardia civil, asociaciones de montaña y refugios.

Gracias al servicio permanente de asesoramiento que  incluye la Unidad de Congelaciones del San Jorge, será muy fácil estar bien informado de todo antes de iniciar una ascensión.

¿Cómo actuar ante una congelación? 

Los síntomas de una congelación incluyen dolor, palpitaciones en la zona, falta de sensibilidad o, peor aún, aparición de un tejido ennegrecido y con ampollas. En casos extremos pueden verse afectados los vasos sanguíneos, siendo necesario realizar amputaciones. Una segunda congelación sobre una previa podría ocasionar daños aún más graves sobre los ya existentes.

Las recomendaciones iniciales para realizar un primer tratamiento ante una congelación son: sumergir manos o pies en agua tibia durante media hora y aplicar en las orejas y en la nariz paños calientes, después secar con compresas secas estériles, separando cuidadosamente los dedos uno a uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada